Ministro Badenier da inicio a implementación de norma lumínica que cuidará cielos del norte del país

La norma busca preservar la calidad astronómica de los cielos nocturnos de las regiones de Antofagasta, Atacama y Coquimbo, donde se concentran los observatorios más grandes de Chile.

Los cielos de las regiones de Antofagasta, Atacama y Coquimbo constituyen un valioso patrimonio ambiental y cultural, reconocido a nivel internacional como el mejor existente en el hemisferio sur para desarrollar la investigación astronómica. Preservar la calidad de estos cielos es tarea del Ministerio del Medio Ambiente y el ministro Badenier viajó hasta la región de Coquimbo para dar el vamos a la nueva norma lumínica que cuidará este bien nacional.

“Pocos saben que nuestros cielos tienen cualidades únicas en el mundo, principalmente gracias a que la sequedad de nuestro desierto, que provee un mayor número de noches despejadas y una atmósfera más limpia”, señaló el ministro Badenier al inaugurar el seminario “Protegiendo la calidad de los cielos nocturnos”.

“Nuestro país se ha transformado en la capital de la astronomía mundial, al punto de que para el año 2020 Chile sumará el 70% de la infraestructura astronómica instalada en la tierra”, destacó el titular del Medio Ambiente.

La nueva norma lumínica- que rige para las regiones de Antofagasta, Atacama y Coquimbo- estaba vigente desde el año 2014, pero faltaba un paso para la implementación definitiva: el establecimiento de nuevos protocolos o procedimientos de medición para las tres tecnologías cubiertas por esta norma, como son las luminarias incandescentes, de descarga y LED. Los protocolos fueron ya aprobados y definen las competencias de las Superintendencias del Medio Ambiente y de Electricidad y Combustibles para hacer cumplir la norma.

“Este jueves se aprobó el primer laboratorio que certificará el cumplimiento de esta norma por parte de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles. El laboratorio es de la Universidad Católica de Valparaíso y con esto la norma ya se puede implementar en plenitud”, detalló Badenier.

El ministro Badenier dijo que la nueva norma lumínica no solo beneficiará a la ciencia y al turismo, sino que significará también una mejor calidad de vida para las personas ya que la contaminación lumínica también tiene efectos en la salud de las personas.

¿Qué regula la norma?

La norma regula el alumbrado de exteriores, como el alumbrado de vías públicas, ornamental y de parques, el alumbrado de instalaciones deportivas y recreativas, los letreros y el alumbrado de instalaciones industriales, el de seguridad y el alumbrado exterior de edificios y condominios. El objetivo básico es evitar la emisión de luz hacia el cielo, por medio de la utilización de luminarias apantalladas y sin inclinación.

Las principales modificaciones son la restricción de la luz emitida hacia el hemisferio superior, la incorporación de avisos y letreros luminosos y la incorporación de tecnología LED.

La Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) realizará el control mediante la certificación de las lámparas en un laboratorio autorizado por dicha institución, mientras, la Superintendencia del Medio Ambiente fiscalizará esta nueva norma en terreno.

“La implementación de esta norma será gradual, el 2019 estará vigente de forma completa y permitirá reducir el gasto en energía en un rango que va desde el 20 al 40 por ciento. Controlamos la intensidad y los efectos de la luz artificial porque queremos el menor impacto posible en los extraordinarios cielos de nuestra zona norte, una ventana privilegiada al firmamento”, concluyó el ministro Pablo Badenier.

Fuente: http://portal.mma.gob.cl/