Tolerancia cero para el comercio ilícito de las especies silvestres.

El auge del comercio ilegal de productos de la vida silvestre está erosionando la preciosa biodiversidad de la Tierra, robándonos nuestro patrimonio natural y llevando al borde de la extinción a especies enteras. La matanza y el contrabando también está socavando las economías y los ecosistemas, alimentando el crimen organizado, la corrupción y la inseguridad en todo el mundo.

Las cifras en Chile
Los delitos medioambientales, su evolución e importancia para nuestro país, motivó a la PDI a crear, en el año 2012, la primera Brigada Investigadora de Delitos del Medio Ambiente y Patrimonio Cultural (Bidema). Actualmente son 6 las unidades que –distribuidas a lo largo del país- tienen como especialidad “investigar aquellas acciones ilícitas que atenten contra el ecosistema, su diversidad biológica, y contra el patrimonio cultural de la nación”.

Según cifras de la Bidema se estima que unas 700 especies se encuentran al borde de la extinción y otras 2300 se encuentran amenazadas, debido al tráfico de especies silvestres.

Como resultado de esta labor, en los últimos 5 años se han investigado 631 delitos asociados al tráfico de especies protegidas y se han incautado un total de 6.267 animales y sus subproductos. El número de animales muertos que se puede proyectar es de más de 56.000.

Fuente: www.prensaantartica.com